El mensaje de tu Ángel te dice que debes poner lo mejor de ti. Tu ángel te recomienda que prestes atención a una situación, persona o acontecimiento concreto. Tu Ángel te dice aquí que vas a vivir un período de gran aptitud física. Tu Ángel te está guiando hacia la realización de tus proyectos, especialmente si están relacionados con la naturaleza.

Si tienes problemas de salud, los Ángeles te dejan claro que superarás estas pruebas. Los Ángeles de la Guarda te fortalecen y te ayudan a encontrar la motivación dentro de ti para cuidar tu cuerpo. Sientes admiración por la belleza de la naturaleza. Para ti, la Tierra debe ser protegida y haces lo necesario para cambiar las cosas, así como las conciencias.

Puedes pedir ayuda a los Ángeles, si sientes que no estás logrando algunos de tus objetivos. Estás progresando espiritualmente y tienes que aceptar a los que tienen que irse de tu vida, porque es por tu bien. No te servirá de nada intentar razonar con una persona que rechaza tu ayuda. Recuerda que eres lo que eres y que nunca debes desvalorizarte.

Existe una gran variedad de sistemas numerológicos, que también explicaremos con detalle, pero los más conocidos o aceptados son la numerología pitagórica y la cábala hebrea, también conocida como Gematria. La numerología siempre ha desempeñado un papel importante en nuestras vidas y siempre podemos confiar en los números, independientemente de la situación en la que nos encontremos.

En el texto de hoy, hablaremos de la hora del espejo 04:04 y de lo que significa en nuestras vidas.

La Hora del Espejo 04:04: Significado general

¿Se ha preguntado alguna vez cuántos días de su vida ha disfrutado realmente de principio a fin? ¿Te gustaría que cada día fuera como la Navidad o tu cumpleaños? ¿Te gustaría que nunca te faltara la felicidad? A menudo tenemos la felicidad delante de nosotros y no nos damos cuenta: en este artículo te revelamos cómo descubrirla día a día.

A menudo nuestros días transcurren de forma automática: nos levantamos, nos duchamos, desayunamos, vamos al trabajo, volvemos a casa, cenamos y dormimos. Por eso, a veces llegamos a la noche con una sensación de vacío interior. Nos volvemos apáticos, como autómatas, y cuando nos dormimos nos damos cuenta de que ha pasado otro día y que no estamos satisfechos con nuestra vida.

Si crees que un día no vas a cambiar nada, te equivocas: no es «un día», es un «hoy», una oportunidad que se te ha dado. La vida te ha permitido vivir este día extra: es un regalo, es todo lo que tienes, aquí y ahora. Y la única manera de demostrar tu gratitud es aprovechar este regalo y vivirlo plenamente.

Nuestra mente pierde un 70% de su tiempo en reproducir recuerdos y buscar los «momentos perfectos», mientras que sólo un 30% del tiempo nos centramos realmente en el presente. Y el problema no es que el tiempo que pasamos en el presente sea tan pequeño, sino que hay mucha gente que ni siquiera puede vivirlo realmente. Siempre pensamos: «Seré feliz cuando me jubile por fin», «cuando alcance mis objetivos me sentiré satisfecho», «estoy deseando tener tiempo libre para relajarme, entonces seré feliz».

Muchas personas meten su felicidad en una jaula y la van posponiendo. Nunca debemos pensar que la felicidad es una meta a alcanzar: lo cierto es que puede estar presente a lo largo de nuestro camino. La felicidad como destino sólo dura unos minutos y termina rápidamente, mientras que la felicidad del viaje dura toda la vida.

El secreto para conseguirlo es abrir los ojos y aprender a ver todo lo que ocurre en nuestro presente, en el momento presente. ¿Crees que no te ocurre nada interesante o positivo? Esto no es cierto en absoluto, porque no hay ningún momento como el anterior.

Si te fijas bien, verás que cada día es único, nuevo y especial. Nada en la vida se repite, así que no hay que preocuparse por los errores del pasado o las incertidumbres del futuro: esos momentos no existen, y lo único de lo que estamos seguros es de nuestro presente.
Lo único que sabemos con certeza es el día que vivimos ahora. Aprende a prestar atención a lo que estás haciendo, un momento a la vez. Disfrútalo, vive tus días de forma consciente, despierta y atenta. Da la debida importancia al gran regalo que te han dado y aprende a vivir cada día como si fuera el primero y el último de tu vida.

Empieza por abrir los ojos e intenta sentir la maravilla de todo lo que ves, todos los colores que te rodean y que están ahí sólo para que los disfrutes. Mira al cielo, lo haces muy pocas veces. Míralo y maravíllate con la forma en que cambia.

Solemos pensar en el tiempo como «bonito» o «feo», pero cada día vivimos inmersos en diferentes condiciones meteorológicas, que nunca se repiten de la misma manera. Mira las nubes: nunca verás otra que sea perfectamente igual.

¿Qué significa el 04:04 a nivel espiritual?

Los números 0 y 4 también son números de ángeles, y tienen un fuerte significado espiritual. El cuatro (4) es una persona familiar y muy comprometida. Son responsables y se implican mucho en todo en casa, así como en todo lo que se proponen. Les gusta organizar viajes en familia. Les gusta el orden y se sienten cómodos con la rutina.

Tienen un carácter optimista y sensible. Son personas muy responsables, tenaces, orgullosas y optimistas. Les gusta la sinceridad en todos los aspectos de la vida. Sacan a relucir su inteligencia, su valor, su fuerza interior y siempre con un sentido del humor muy refinado.

Son personas torpes, sensibles y arrogantes. Suelen especular y generar dramatismo. Son emocionalmente inestables y tienen sentido de la culpa y del remordimiento. El cero es un espacio conceptual que contiene todo el potencial. Existe como una unión entre una cosa y otra, y representa tanto una ausencia como una puerta dimensional al todo.

En el espacio entre un pensamiento y otro, más allá de la mente, permanece la Conciencia Pura, pero no somos conscientes de ella, pues los pensamientos son como los fotogramas de una película, que, sucediéndose unos a otros, ocultan la pantalla blanca sobre la que se proyectan. En el concepto de vacío en matemáticas, se expresa por el Cero. Su simbolismo gráfico deriva de la letra griega omicron, cuyo nombre (ouden) significa «nada».

0404 en la numerología

¿Qué significa el número 4? El número 4 simboliza lo estable, lo ordenado y lo constructivo y su equivalente astrológico es Urano. Entre los números básicos, el 4 ofrece una de las vibraciones más estables y responsables, por lo que quienes lo llevan en su nombre están llenos de confianza, cumpliendo siempre con sus obligaciones tanto en su vida profesional como familiar.

No dude en enfrentarse a los problemas y sepa cómo afrontarlos. Tienen un carácter que desborda tenacidad aunque sean un poco tercos en mantener sus ideas y posiciones frente a los demás. ¿Sabes lo que significa el número cuatro en tu vida? Descubre la vibración que tiene en tu personalidad.

Por lo general, no son personas que confíen en lo que no conocen y, por tanto, son precavidas. No les gusta nada que implique riesgos innecesarios y prefieren ser prudentes a la hora de dar un golpe sentimental o profesional.

Les gusta bromear y, gracias a su agilidad mental, sus chistes o reacciones provocan la risa. Se les considera sarcásticos y muy comunicativos. Tienen la particularidad de captar el temperamento de los demás, que es su punto débil.

Los cuatro (4) tienen una personalidad muy optimista y responsable y guardan sentimientos profundos en su interior. Están muy comprometidos con lo que proponen. Por lo general, son muy reservados, ordenados y observadores.

No les gustan los rodeos y por eso siempre buscan las cosas directamente, sin rodeos. Destaca sobre todo su honestidad y el hecho de que es muy orgulloso hasta el punto de confundir sus ideas sin prestar atención a los demás.

Su carácter creativo está presente en todas sus acciones e impregna todos los ámbitos de su vida. Les gusta seguir todas las reglas y odian a quien las ignora. Son muy ordenados, pero les encanta la aventura y los viajes. Descubre el significado del número cuatro (4) en el amor y los números relacionados para formar una pareja.
Su honestidad los hace muy apegados a su familia y totalmente fieles a la pareja. Como hemos dicho, les gusta que las cosas estén claras y huyen cuando ven algo que les crea desconfianza. Son muy cautelosos en todos sus actos y esto les hace ser muy reservados a la hora de conocer a una persona pero a su favor, su elocuencia y sarcasmo les hace ser muy populares.

Tienen la cabeza muy llena, lo que les hace ser muy claros cuando encuentran el amor. Son personas muy entregadas y esperan lo mismo de ellas. Su capacidad de elocución los hace o muy atractivos y no tienen problemas para enamorarse. En este caso, el 4 no es compatible con el 5 cuando se trata de amor.

Su perseverancia en todo lo que hacen los convierte en perfectos trabajadores. Siguen todos los procedimientos y en un orden escrupuloso. Dan confianza a sus superiores en el trabajo y tienen la oportunidad de ascender rápidamente.

Es muy probable que trabajen en áreas como el comercio, las ventas o las relaciones públicas. Son muy comprometidos y tenaces en todo lo que hacen y su responsabilidad los convierte en excelentes trabajadores y compañeros.

El número Cero fue concebido en el sistema de numeración babilónico, alrededor del año 300 a.C., y se indicaba con dos esquinas, cuya función era resaltar un espacio vacío.

Incluso en la India, el cero indicaba la posición entre dos dígitos y la idea de vacío se expresaba con la palabra sánscrita «sunya», que también indicaba el concepto de «ausencia».

El uso del cero como número en sí mismo se debe precisamente a los matemáticos indios, que empezaron a expresar la abstracción de esta figura, en la forma gráfica de un punto o un círculo.

En la Mesoamérica precolombina, el Cero también era utilizado por los mayas, que lo representaban como un ojo o una concha.

La historia «moderna» del Cero se debe a los árabes que, en la Edad Media, difundieron en Europa el sistema de numeración posicional decimal, tras haberlo aprendido de los indios.

La palabra italiana Zero proviene del veneciano zevero, que a su vez procede del término latino zephirum, que en la mitología griega simboliza el viento del oeste.

El matemático Fibonacci fue el primero en utilizar la palabra zephirum, ya que la derivó por asonancia de la palabra árabe sifr, que significa «vacío». La palabra cifrado también deriva del término sifr.

Qué hacer si ves 04h04

Los números 04h04 tienen que ver con el cuidado y el amor propio. Ve al parque o a algún otro lugar al aire libre que te guste. Apaga el móvil, siéntate y trata de sentir el aire que te rodea. ¿Por ejemplo? ¿Frío, calor, calor? Presta atención a cada olor que oigas, escucha cada sonido que te rodea, mira a tu alrededor y piensa en cómo te sientes.

Toma un buen baño relajante, cuídalo bien. Imagina que acabas de nacer y es la primera vez que te bañas: siente la humedad en tu piel, el olor del jabón, la temperatura del agua, el sonido que hace al correr, todo. Aprovecha para relajarte y desconectar de todo, centrándote en ti mismo.

Mira a los ojos de las personas que conoces: cada una de ellas es única, tiene una vida única y, entre millones de personas, se ha cruzado en tu camino. Abre tu corazón y aprende a apreciar siempre a los que te rodean, aunque sea con una sonrisa o un saludo amable.

En los momentos de relajación, es perfectamente normal perderse en pensamientos que no tienen nada que ver con el presente: no te preocupes, llama la atención y céntrate en tu respiración, en tu entorno y en cómo te sientes. Mantén la concentración el mayor tiempo posible, disfruta del momento y, sobre todo, sonríe.

Recuerda que en algún rincón del mundo, alguien está luchando ahora mismo por conseguir todo lo que tú ya tienes. Agradece los regalos que te ha dado la vida y disfrútalos hoy, abre tu corazón a todas estas bendiciones y deja que la felicidad fluya por tu vida. Sólo poder ver, sonreír, tocar, correr… El mero hecho de estar vivo hace que sea el mejor día de tu vida.

Y ahí lo tienes. Si los números 04:04 han aparecido en tu vida, esta era la oportunidad perfecta para descubrir su significado y cómo pueden cambiar tu vida.

Por muy religioso que seas, siempre están ahí para, como mínimo, recordarte tus capacidades y cualidades.